Inicio Fútbol Un punto que sabe a poco para el Levante ante el Valladolid

Un punto que sabe a poco para el Levante ante el Valladolid

9 minuto leer
1
0
25

El Valladolid cortó una racha de cuatro triunfos consecutivos del Levante como local, en un partido en el que el 2-2 puede hacer justicia a lo visto sobre el terreno de juego, pero que a los granotas les deja un sabor agridulce.

Dulce porque el Levante suma cinco partidos sin perder en casa, y porque cierra el periplo de tres partidos ante rivales directos, Eibar, Cádiz y Valladolid, sin perder e instalado en la parte media de la tabla. Pero agrio porque un triunfo que estuvo a su alcance hoy le hubiera distanciado de ese nutrido pelotón que está en apenas dos puntos en la tabla.

La primera mitad fue más entretenida de lo que la estadística dice. Porque el Levante no tiró una solo vez entre los tres palos, y el Valladolid tuvo dos buenas ocasiones, una que Alcaraz, completamente solo, mandó a las nubes, y un testarazo de Orellana que detuvo con dificultades Aitor.

Y es que el planteamiento de Paco López, aparentemente muy ofensivo, partió a su equipo en dos desde el primer minuto. Dani Gómez, De Frutos, Morales y Roger juntos en la misma alineación es mucha pólvora junta, pero faltaba un Campaña, un Bardhi o un Rochina como enganche con el centro del campo que hilvanara las jugadas, puesto que Malsa y Radoja jugaban muchos metros por detrás de los cuatro hombres más adelantados.

Todo el peligro granota llegó por las bandas, con buenas incorporaciones de Clerc, un De Frutos hiperactivo y que es uno de los grandes fichajes de esta temporada, y un Morales que estuvo varias veces a un centímetro de armarle un lío a la defensa pucelana.

Mientras el Levante mantuvo a ralla a Orellana, impidiendo que llegara el balón al chileno, el Valladolid llegó con poco peligro. Las pocas veces que el mediapunta contactó con el balón los visitantes generaron mejor fútbol.

Tras el descanso el Levante le puso una marcha más al partido. Llevó la iniciativa y empezó a acercarse con más peligro, sobre todo en esas transiciones vertiginosas en las que el equipo de Paco López se maneja con soltura.

Y así llegó el 1-0. De Frutos se marcó una cabalgada desde el centro del campo llena de fuerza con la que asistió a Dani Gómez para que fusilara a placer, en un remate muy preciso, y pusiera por delante a su equipo.

Eso sí, le salió algo caro el gol al Levante. Esa misma cabalgada le pasó factura física a De Frutos; que tuvo un pinchazo y se tuvo que retirar con molestias musculares. Un dato sobre el ex del Real Madrid: ha dado cinco asistencias en lo que va de temporada, y eso que no comenzó como titular.

Tras el gol los granotas se replegaron un poco, producto también del empuje del Valladolid, buscando las salidas a la contra.

Los pucelanos apretaron y se hicieron con el mando del partido de forma muy rápida tras el gol local. Generaron un par de ocasiones y antes de la media hora Malsa perdió un balón casi en la frontal del área, y Alcaraz se sacó de la manga un fuerte chut que superó a Aitor para hacer el 1-1. Un error de bulto de Malsa que le costó a su equipo un gol.

Siguió apretando el Valladolid y cuatro minutos después una internada de Hervías por banda derecha la aprovechó Óscar Plano para hacer el 1-2. Mucho premio para los visitantes ante un Levante que conformó con un gol y lo pagó caro.

Tras los dos tantos Paco López metió en el campo a Melero y Sergio León buscando oxígeno en el centro del campo y la delantera, sacando del campo a Dani Gómez y a Malsa, en busca de la remontada.

Los últimos quince minutos fueron un esprint del Levante en busca del empate, y en una jugada elaborada por la banda derecha el balón le llegó a Roger que se fabricó él solo un gol de auténtico killer para poner el 2-2.

Paco López metió a Rochina y Bardhi  por Morales y Miramón en el terreno de juego para añadir más llegada al equipo y demostrar que quería los tres puntos y tratar de sumar la quinta victoria seguida como local.

En el tramo final el Levante puso más corazón para lograr los tres puntos ante un Valladolid que se conformaba con sumar un punto y salía más tímidamente a la contra. Al final no hubo más pólvora que disparar y se repartieron los puntos, en un partido en el que además Morales sumó 200 partidos como levantinista en Primera División.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Javier Ruiz
Cargue Más En Fútbol

Un comentario

  1. […] El partido de octavos de final entre el Real Valladolid y el Levante UD será el primero que jueguen ambos equipos tras el encuentro de Liga que enfrentó a ambos este viernes en Valencia y que acabó con empate a 2. […]

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Jorge de Frutos, el asistente top de la Liga

Jorge de Frutos se ha hecho un hueco entre los habituales de Paco López en esta liga, espe…