Inicio Fútbol Primer equipo La mala suerte se ceba con el Levante ante el Athletic (1-2)

La mala suerte se ceba con el Levante ante el Athletic (1-2)

14 minuto leer
7
0
1,222

No apretó el frío en el Ciutat de València en una tarde de domingo nublada eso sí animando al respetable a presenciar un Levante – Athletic que figura entre los partidos de solera en Orriols. Mucho morbo en la grada y los pasillos con los rumores del interés del Athletic Club en hacerse con los servicios del portero granota Oier -o por Raúl en su caso- por la más que segura marcha de Kepa al Real Madrid.

La diatriba de Muñiz entre Lukic y El Hacen para completar el once se inclinó a favor de éste último aunque no duraría sobre el verde más que 36 minutos siendo sustituido por Boateng. Está claro que el serbio no cuenta para el técnico granota y eso nos hace pensar de que tomará el camino de vuelta a Turín en enero habida cuenta de que aquí no ha disfrutado de un solo minuto de juego.

En los prolegómenos del encuentro tuvo lugar en tribuna la final del #LUDeSportsCUP Levante International Sports Cup de Philips HUE, torneo de eSports con el videojuego Fifa 18 en el que quedó campeón el danés Fredberg con el Brondby danés. Ha sido el primer torneo de estas características que se juega dentro de un estadio.

Pero vayamos al partido. Apenas había habido tiempo para sentarse cuando el Athletic metió un balón en profundidad y Toño se veía obligado a derribar a De Marcos en el área. Amarilla para el central granota y penalti a favor del Athletic que el incombustible Aduriz (36 años y 302 días) se encargaba de convertir en el 0-1. Corría el minuto 5 y Orriols se veía de nuevo con el marcador en contra a las primeras de cambio.

Morales hacía soñar al Ciutat en el 12 con una de sus típicas arrancadas por banda con amago a la derecha y disparo que en esta ocasión salió cruzado pero mordido por la defensa vasca a córner. Sin consecuencias.

Durante unos minutos el Levante apretó arriba con más ganas que cabeza, pero pronto volvió el Athletic a hacerse con la manija del partido y comenzó a asustar con un juego vertical que ponía los pelos como escarpias al graderío… y no precisamente por el frío. La defensa no estaba demasiado fina y sacaba el balón a trompicones, con más de un susto para la parroquia.

En el 22 Postigo se inventó una chilena en el área tras varios rechaces a saque de una falta lateral que, con poca fuerza y más vistosidad que peligro, al menos entretuvo al personal lo suficiente para poder sacar un “uy”.

Y en la jugada siguiente, la candidez defensiva granota hizo que entrara por el centro del área granota De Marcos como Perico por su casa, ante la pasividad de la zaga del Levante UD, con la fortuna de que el disparo se marchó desviado. Orriols comenzó a silbar. Lo que estaba viéndose en el verde no gustaba nada y se preveía ‘tormenta’.

Pero esta afición es única. Del malestar y el enfado se pasó a lo que es útil para la causa: El ánimo. Surgió el espíritu del post partido del Levante – Atlético, apoyando en los malos momentos y la magia la pudimos ver en el minuto 33, cuando el Ciutat empezó a corear el famoso “Gol del estadio”, momento en el que Unal rebañó un balón en la línea de tres cuartos para ceder a Shaq y éste a Bardhi que en su posición preferida, sacó un potente disparo que salió ligeramente desviado a la izquierda de la escuadra bilbaína.

En el 36 Muñiz hacía el primer cambio, sentando a El Hacen y para dar entrada en su lugar a Boateng.

Del minuto 40 al 41, el Levante disfrutó de una triple ocasión que tuvo al estadio en vilo. Boateng recibió una falta clara al borde del área del Athletic que la afición vió enseguida perfecta para el bombardero Bardhi. El macedonio estrelló el esférico en la barrera, que desvió a córner la defensa vizcaína. A la salida de ese córner los delanteros del Levante disfrutaron de sendos remates casi a bocajarro que salieron cruzado el primero a la izquierda -tan desviado que ni salió fuera-, y para el paradón de Kepa el segundo. En ambos se llegó a cantar casi gol, sobre todo en el segundo, que sólo la hábil manopla del portero del Athletic pudo sacar de portería. Haciendo méritos para terminar de convencer a Florentino, el chaval.

En éstas el colegiado pitó el final del primer tiempo y la parroquia se quedó inquieta. Para colmo no era hora de bocata.

Muñiz dejó en vestuarios a Shaq y dio entrada a Ivi buscando más pólvora en ataque. Algo acertado, viendo la inercia que imprimó el sevillano nada más comenzar la segunda mitad.

Comenzó a ‘carburar’ el equipo local y llegaron las primeras jugadas de mérito. Boateng se sacaba un derechazo con fuerza que atajaba bajo palos el portero vasco y luego Morales que había cambiado su posición a la banda derecha, ponía de nuevo el “uy” en la grada.

El Levante UD no sólo jugaba más hacia la portería de Kepa sno que además cortaba la salida del Athletic, que ya no jugaba a nada. Lo que sí ocurrió es que los rojiblancos comenzaron a caerse al verde con mucha facilidad ante el cabreo generalizado de Orriols.

En el 64 Chema lo intentaba desde fuera del área pero sin demasiada convicción. No obstante Orriols cantó el “uy” para empujar a su equipo hacia un gol que no llegaba.

Morales se multiplicaba por banda y en una de tantas, Jason centraba al área pequeña pero no encontraba el remate de Boateng por poco.

Y tanto sufrir daba el resultado que todos esperaban en el 71. Ivi hacía un gran control en banda derecha para sacarse un centro envenenado al área que recogía en el palo corto Ünal para marcar el gol del empate.

El Ciutat se vino arriba y empujó al equipo a sus mejores minutos sobre el verde. Morales Ivi y Bardhi se iban comiendo la hierba levantando a la parroquia de sus asientos.

Y cuando mejor estaba el Levante, una jugada embarullada dejaba helado al estadio. De Marcos centraba y la mala fortuna hizo que Postigo rematara en su propia portería.

El segundo gol de los vascos cayó como un jarro de agua fría justo en el momento en que más y mejor estaba jugando el Levante. Y aunque la grada empujó y los granotas volvieron a poner cerco a la portería de Kepa, el marcador ya no se movió. Derrota injusta de un Levante que fue de menos a más.

FICHA TÉCNICA

Levante UD: Oier, Toño, Chema, Bardhi, Morales, Enes Ünal, Postigo, Jason, Campaña, Shaq, Hacen.

Athletic Club de Bilbao: Arrizabalaga, Laporte, Susaeta, Lekue, Mikel Rico, De Marcos, Aduriz, Vesga, Raúl García, Balenziaga Núñez.

Árbitro: Xavier Estrada Fernández del colegio catalán, asistido en las bandas por Roberto Alonso Fernández, del colegio madrileño, y Francisco Javier Martín García, del colegio balear. Rubén Ávalos Barrera como cuarto árbitro.

Incidencias: Partido correspondiente a la 15ª jornada de Liga. 18.005 espectadores en el Ciutat De València.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Javier Furió
Cargue Más En Primer equipo

7 Comentarios

  1. […]    La mala suerte se ceba con el Levante ante el … […]

    Responder

  2. […]    La mala suerte se ceba con el Levante ante el … […]

    Responder

  3. […] conversación mantenida al finalizar el partido entre el Levante UD y el Athletic de Bilbao entre Morales y Eneko  Bóveda ha vuelto a reavivar los rumores de un posible fichaje del defensa […]

    Responder

  4. […] Bardhi, que se ha quedado fuera de la lista por molestias musculares, Shaq y Hacen fueron titulares en el partido del pasado domingo ante el Athletic de Bilbao en València. […]

    Responder

  5. Duelo vital en el Pizjuán

    14 diciembre, 2017 en 5:13 pm

    […] otra parte, los granotas no saben lo que es ganar en las tres últimas jornadas de liga. Especialmente dolorosa fue lo sucedido en el último envite ante el Athletic de Bilbao. El conjunto vasco asaltó el Ciudad de Valencia dejando así su crisis a un lado, y acercando al […]

    Responder

  6. 377 minutos sin marcar un gol en Liga

    14 enero, 2018 en 6:35 pm

    […] que Laporte se metió el gol en propia puerta en el partido entre el Levante UD y el Athletic de Bilbao, el Levante UD no ha vuelto a marcar un gol en […]

    Responder

  7. […] la sequía duraba desde que Laporte se metió el gol en propia puerta en el partido entre el Levante UD y el Athletic de Bilbao. Han pasado desde entonces 5 jornadas de Liga y algo más de 40 días desde aquel encuentro para […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Roger: “Estoy con mucha confianza, tenía ganas de jugar y marcar”

El ‘pistolero’ sacó del embrollo al Levante UD, atascado en su propio feudo an…