Inicio Gatos y palmeras Actualidad granota La capilla del cementerio general de Valencia acogerá este lunes la misa por el eterno descanso de Campuzano

La capilla del cementerio general de Valencia acogerá este lunes la misa por el eterno descanso de Campuzano

4 minuto leer
0
0
47

Mañana lunes 24 de febrero a las 12 horas en la capilla del cementerio general de Valencia se celebrará la misa por el eterno descanso de Manuel Campuzano. Posteriormente será incinerado en el crematorio de Valencia a las 13 horas.

El Consejo de Administración del Levante UD quiere manifestar su más sentido pésame por el fallecimiento de Manuel Campuzano, jugador del Levante UD entre la segunda mitad de la década de los años setenta y primeros ochenta. Campuzano se formó en las categorías inferiores del Levante, a pesar de que pasó parte de su juventud en Alemania. Nacido el 14 de abril del 1957 en Valencia, disputó sus primeros partidos con la elástica azulgrana en la temporada 1977-1978. No obstante, su consolidación se produjo en la temporada 1979-1980 en el marco de la categoría de Plata.

Pachín confió en las prestaciones de un futbolista corpulento que se caracterizaba por una zancada endiablada y una velocidad supersónica. Campuzano asumió titularidades en el colectivo granota y trufó su presentación en Segunda División A con la suma de cinco goles. Coetáneo al aterrizaje de Johan Cruyff, del que siempre precisó guardar un excelente recuerdo tanto desde la vertiente personal como en el ámbito profesional, el curso 1980-1981 fue decisivo en su carrera. Participó en 30 confrontaciones con la suma de siete goles. Campuzano estuvo presente en la histórica cita ante el Palencia en el actual Ciutat. Fue el partido que significó el debut de Cruyff como levantinista. Todo un acontecimiento.

En el verano del 1981 se comprometió con el Sporting de Gijón para incrustarse en el universo de la Primera División. Los mentideros dicen que su traspaso nunca llegó a abonarse. Eran los tiempos de los encierros de la primera plantilla blaugrana en las instalaciones del actual Ciutat de València a la finalización de las competiciones oficiales como señal inequívoca de la crisis económica que se cernía la institución. Su estancia en el feudo de El Molinón fue testimonial. Nunca adquirió la regularidad necesaria con el escudo del club astur. Campuzano emigró al Recreativo de Huelva en calidad de cedido por parte de la entidad asturiana para cerrar su periplo profesional defendiendo las camisetas del Lorca, Alzira y Olímpic de Xàtiva ya en la segunda mitad de los años ochenta. En la segunda década del tercer milenio estuvo vinculado a la sociedad levantinista incluido en el cuerpo de utillería del primer equipo.

Descanse en paz

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Actualidad granota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Vukcevic dona 20.000 euros para la lucha contra el coronavirus en Montenegro

El centrocampista del Levante UD, Nikola Vukcevic, ha donado 20.000 euros a su país para a…