Inicio Gatos y palmeras Granotahistoria ‘El día que fuimos grandes: 40 años del fichaje de Cruyff por el Levante’ por Vicente Latorre (III)

‘El día que fuimos grandes: 40 años del fichaje de Cruyff por el Levante’ por Vicente Latorre (III)

14 minuto leer
0
0
98

El 27 de febrero de 1981 Johan Cruyff firmó por el Levante UD. Ese día nuestro Levante UD fue portada de numerosos medios nacionales e internacionales por el fichaje del mito holandés. Quizás por primera vez, -por entonces solo habíamos jugado 2 años en Primera División a finales de los años 60-, el club era noticia. Éramos grandes. Un mito iba a destilar fútbol en el Ciutat de València. Pero ¿cómo recuerdan los levantinistas ese día?

Por eso hoy, 40 años después del día que fuimos grandes, hemos querido preguntar a varios destacados levantinistas que supuso el fichaje de Cruyff por el Levante UD. Así lo recuerda Vicente Latorre, el mítico exjugador y capitán durante varios años del Levante UD que compartió vestuario con el mito holandés.

Nos enteramos del fichaje de Cruyff después de un entrenamiento. Un directivo entró en el vestuario y nos informó de su fichaje. Nos entró la risa. Una mezcla de risa y de incredulidad. Cruyff venía del Cosmos y nosotros estábamos en Segunda. Todos nos preguntábamos como era posible que Cruyff, uno de los 4 mejores jugadores en la historia del fútbol a mi entender, fichase por el Levante.

Entonces teníamos un equipazo con Pachín de entrenador, En la primera vuelta acabamos primeros. En Copa eliminamos al Almería que estaba en Primera y estuvimos cerca de eliminar al Sporting de Gijón de Maceda y Ferrero. Éramos un equipo duro, correoso, difíciles de vencer.

Esa alegría, sorpresa, incredulidad se transformó en entusiasmo. Para nosotros, jugar algo de Cruyff era casi como un milagro sobre todo para los jóvenes como yo. Recuerdo que cuando acabó el primer entrenamiento estuvimos más de media hora haciéndonos fotos con él. Para la posterioridad. Por si acaso. Yo tengo fotos con él, con él y Campuzano, con él y Gómez,…

 Cruyff era en aquella era el referente. Era y es uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol. Y aquí, aunque pocas, dejó algunas pinceladas de ese gran futbolista que era. Un extraterrestre, un genio. Uno de los 4 mejores jugadores de la historia del fútbol.

 Yo creo que venía a disfrutar al fútbol. Nosotros éramos los más jóvenes pero luego entendimos que su fichaje había sido un negocio. Un negocio que no salió bien pero que si hubiera salido bien hubiera salido bien un gran negocio. Yo creo que a Cruyff lo engañaron en cuanto a las retribuciones económicas. Al final fue un desastre. Mucha gente piensa que Cruyff arruinó al Levante pero no fue así. Cruyff se marchó perdonando dinero. Fue un desastre cuando podía ser una temporada muy bonita. Y abocó al Levante a una etapa muy difícil en los años posteriores. Si hubiera salido bien la historia del Levante hubiera cambiado. Los años 80 no hubieran sido tan duros.

El negocio, aparte de una gira que se quería organizar al final de temporada, era que el Levante sacase dinero de las taquillas. En casa y fuera. En teoría había un convenio, una comisión. El Levante pedía a los rivales un dinero para que Cruyff jugase. Si no aceptan, no jugaba. Y así pasó lo que pasó en Vitoria o en Linares, donde nos cosieron a pedradas porque Cruyff no jugó. Yo estaba en el banquillo y nos tiraron piedras durante todo el partido. La gente había pagado por ver a Cruyff y Cruyff no jugó.

Eso nos descentraba por completo. Primero porque antes de Cruyff teníamos un entrenador y un esquema de juego. Tras la llegada de Cruyff se cambió el entrenador y se cambió el sistema de juego. Entrenador y sistema adaptado al estilo Cruyff. El problema es cuando no jugaba Cruyff. No estábamos adaptados al sistema. Y así nos fue. Nos descentramos. Acabamos en mitad de tabla.

Para un joven, como yo, el año con Cruyff fue excelente. Aprendí mucho. Fue un orgullo jugar con él. El venía, entrenaba y se iba. Tenía más relación con los veteranos. Pero con los jóvenes era un maestro, te situaba en el campo, te ayudaba, hablaba mucho el campo. Nos dirigía. Y nosotros hacíamos lo que nos decía porque lo decía Cruyff. Yo he visto hacer cosas en el campo a Cruyff que no se las he visto a nadie. Ni a Messi ni a Cristiano Ronaldo. Cruyff era muy listo, tanto dentro como fuera del campo. Una de las personas más inteligente en un campo de fútbol. Se anticipaba a las jugadas, veía el futbol antes que nadie. Y encima era pura fibra. Ese cambio de ritmo, esa velocidad, el toque de balón en largo, Era un extraterreste. Era único. Y si hubiera jugado hoy, seguiría siendo único.

Yo siempre he dicho que si Cruyff hubiese fichado por el Levante a principio de temporada el Levante hubiera ascendido a Primera ese año. Segurísimo. No tengo ninguna duda. Teníamos un muy buen equipo, de mucha calidad, con gente veterana como Barrie, Lorant, Garrido, José, Sierra, Pousada, Eulate, y gente joven como Gómez, Cazaurang, Claudio que vino al final, yo….

El final de la temporada fue complicado. Cruyff se marchó antes de final de temporada. En su último partido en casa ante el CD Castellón el suegro se fue a las taquillas y cogió la recaudación. Rifé se marchó a Barcelona, dicen que se lesionó y no volvió. Y Cruyff, tres cuartos de lo mismo. Ya no volvimos a verlo. Yo creo que se sintió engañado y acabó por irse.

Una pena. Pasamos del día a la noche. En apenas una temporada. El equipo se desarmó. Fue el año que acabamos encerrándonos en el club por el dinero que nos debían. Recuerdo que en la última jornada teníamos que ir a Santander a jugar contra el Racing y nos teníamos entrenador y no había dinero ni para el viaje. Antonio Calpe hizo de entrenador y Antonio Calpe pagó de su bolsillo el viaje en tren a Santander. Años después con Manolo Preciado que jugó en aquel Racing nos reíamos de la situación. El Racing ascendió a Primera con Preciado y Quique Setién.

El año siguiente fue terrible. Yo me fui a la mili. Había pedido una prórroga para acabar la temporada. Y cuando volví el equipo estaba en Tercera División. El Levante hizo un equipo con el poco dinero que había y acabó desciendo a Segunda B pero por las deudas contraídas con la Seguridad Social sufrimos otro descenso administrativo y acabamos en Tercera. Ese año bajamos por el mismo motivo Burgos, Almería y Levante. Burgos y Almería al final desaparecieron. Nosotros logramos salvarnos pero los años 80 fueron muy, muy duros. Gracias Antonio Aragonés, que puso dinero, y gracias al trabajo de mucha gente poco a poco se pudo ir salvando la situación para no desaparecer.

Guardo muchos bueno recuerdos de esa época. Ojalá hubiera venido a principio de temporada. Habríamos ascendido. No tengo ninguna duda. Creo que la historia del Levante hubiera cambiado. Esa pena me quedo de aquella temporada. Yo no he llegado a jugar en Primera con el Levante. He jugado en todas las categorías con el Levante. Pero no en Primera. Y ese año es el que más cerca he estado. Hubiera cambiado la historia del Levante. Seguro.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción
Cargue Más En Granotahistoria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Ligera mejoría granota pero insuficiente para ganar a un Sevilla FC que pelea por la Liga (0-1)

En el mundo del fútbol gana el que mete más goles. Las sensaciones, la mejoría, las ganas …