Inicio Fútbol Primer equipo Un cándido Levante le pone la alfombra al Espanyol en Copa (0-2)

Un cándido Levante le pone la alfombra al Espanyol en Copa (0-2)

11 minuto leer
0
0
219

Orriols volvió a ver la peor versión de los de Muñiz y en solo media hora ya había echado por tierra la ventaja obtenida en el partido de ida

Al RCD Espanyol de Quique Sánchez Flores le bastó media hora de buen juego y aguantar el resto del encuentro para revertir el marcador adverso de la ida. Enfrente había un Levante que parece haber tocado fondo tras haber tirado la toalla su entrenador y mostrar las vergüenzas de un equipo que no es capaz de construir juego ni plantear un estilo de juego, que no es ni bueno ni malo, es inexistente.

No se puede entender que sea el equipo visitante el que, desde prácticamente el primer minuto de partido, se haga el dueño del balón y mantenga ese dominio sin que el equipo local, en este caso el Levante, tenga la más mínima opción de disputárselo.

Eso es lo que tuvo que presenciar la parroquia de Orriols que esta noche desafió al frío y a la humedad para ver perder a su equipo. Y aunque los de Muñiz salieron como los toros de los toriles, encadenando dos saques de esquina a favor en el primer minuto de juego, fue un espejismo que se esfumó de forma casi inmediata.

A partir de ese arreón inicial, el Espanyol tomó el mando y acumuló una ocasión de peligro tras otra, teniendo el balón y con paciencia, llegando hasta la línea de fondo sin oposición para centrar y poner a la defensa granota contra las cuerdas.

De ahí que en una de ésas, y tras varios sustos, llegara el primero de los ‘pericos’ en un pase de Gerard Moreno en su propio campo a Leo Baptistao que, en carrera, pilló por sorpresa a unos adelantadísimos centrales granotas que sólo pudieron contemplar cómo el delantero españolista se plantaba solo delante de Raúl para batirle. Una jugada que recordó mucho a la facilidad con la que el Atlético cogía en carrera a la defensa granota una y otra vez en aquel 0-5 que tanto dolió en el Ciutat.

Los jugadores granotas no conseguían, ni siquiera con el susto del gol, hilar una sola jugada de ataque en condiciones y es algo que queda en evidencia al ver que sólo dos errores en defensa del españolista Naldo consiguieron hacer que el Levante disfrutara de algo parecido al peligro, porque tampoco se supo aprovechar el ‘regalo’, que lo hubo.

Muy al contrario, llegaría el minuto 34 y con él un contraataque de manual del Espanyol que se iba por la banda derecha y tras el centro, Toño y Raúl se molestaban entre sí y tras el rebote en el pecho del portero, la pelota se le quedaba a Gerard Moreno que a puerta vacía sólo tenía que empujarla para establecer el 0-2. El Levante se había vuelto a hacer el hara-kiri en defensa…, y no es precisamente la primera vez esta temporada.

No había manera, y ni a empellones era capaz el Levante de inquietar a Diego López, que pasó la primera parte quizás más plácida de toda su carrera deportiva.

Antes de terminar el primer acto, Leo Baptistao disfrutó de una última ocasión de gol, pero cruzó el esférico en exceso y todo quedó en un susto. Las facilidades que daba el Levante en defensa eran de tal calibre que sólo un equipo ramplón como el Espanyol podía no golear con saña en el Ciutat.

El comentario del descanso entre la afición granota era del tipo “no sé cómo no nos han metido ya cuatro”.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, con un Levante que pese a la entrada de Ivi y Boateng seguía siendo incapaz de mostrar alternativas, y un Espanyol que supo nadar y guardar la ropa, manteniendo sin apenas problemas la ventaja obtenida en la primera mitad.

Lo único que acertó a hacer el Levante para intentar recortar distancias fue un cabezazo de Jason a centro de Toño que se fue a la madera, pero ni así llegaban las buenas noticias al Ciutat de València.

A Muñiz sólo le quedaba un as en la manga y, así, daba entrada al único revulsivo con que cuenta en estos momentos el Levante, el capitán Morales. Pero esta vez no sonó la flauta, o el ‘comandante’ no encontró a su alrededor lo que necesitaba.

Ya no habría nada más que reseñar por parte del equipo local, que a pesar de volcar el juego en campo ‘perico’, no fue capaz de dar una a derechas, sacando de quicio al respetable.

Así, no es extraño que el bueno del ‘comandante’ Morales protagonizara la ‘rajada’ de la noche sugiriendo al término del envite que algunos de sus compañeros no le habían puesto lo que había que ponerle al encuentro, además de respaldar a Muñiz al señalar que el técnico había explicado bien claro y muchas veces cómo hay que jugar.

Habrá que hacer caso al ‘comandante’, que de esto sabe mucho, y que algunos “se lo hagan mirar”. Por delante, el examen final en Liga que puede ser el principio de la reacción, o de la debacle.

Ficha Técnica

Levante UD (0): Raúl, Shaq, Chema, Cabaco, Toño; Samu (Ivi, m.46), Bardhi, Lukic (Morales, m.63), Campaña, Jason y Nano (Boateng, m.46).

RCD Espanyol (2): Diego López, Marc Navas, Naldo, Hermoso, Vila; Fuego, Granero, David López, Jurado (Darder, m.83), Gerard y Baptistao (Sergio García, m.78).

Goles: 0-1, m.14: Baptistao. 0-2, m.34: Gerard.

Árbitro: Gil Manzano, del Colegio extremeño. Amonestó por el Levante a Lukic y Boateng, y por el Espanyol a Hermoso.

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Ciutat de València ante 9.978 espectadores.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Javier Furió
Cargue Más En Primer equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Fahad Al-Muwallad, cedido hasta final de temporada

El Levante UD acaba de hacer público el acuerdo alcanzado con el Al-Ittihad de Arabia Saud…