Inicio Fútbol Primer equipo El árbitro le roba la cartera a un Levante que mereció ganar en Mestalla (3-1)

El árbitro le roba la cartera a un Levante que mereció ganar en Mestalla (3-1)

11 minuto leer
1
0
1,179

El árbitro del Valencia – Levante, el catalán Medié Jiménez, se cargó un derbi que, como bien ha comentado el míster granota en Rueda de Prensa posterior, fue limpio, intenso y sin jugadas ni siquiera dudosas.

El Valencia se llevó los tres puntos del derbi de Mestalla a pesar de encajar un claro 1-2 que hasta el árbitro llegó a señalar como gol, pero se arrepintió por la señal de uno de sus linieres y en la siguiente jugada los de Marcelino marcaban el 2-1. Lamentable.

Pero conviene comenzar por el principio. Los primeros compases del encuentro fueron de muchas dudas por parte del Valencia CF mientras el Levante UD se colocaba en el césped con la seguridad del empate ante el Real Madrid, pero una vez sería el rival y no los de Muñiz el primero en abrir la lata.

Pero el primer gol valencianista, en el minuto 16 en las botas de Santi Mina, que remató a la red a la salida de un córner. Sin embargo, poco duró la fiesta en Mestalla, ya que el tanto valencianista fue respondido con el empate apenas un minuto después, gracias a Postigo.

Abierta la caja de los truenos con sendos goles, se terminó de abrir el partido sucediéndose las llegadas de ambos equipos, con un Levante UD bien pertrechado en defensa que desde la contra tuvo a Ivi a punto de volver a desnivelar el marcador tras deshacerse de Gabriel Paulista, pero fue finalmente Vezo quien le privó del gol.

El Valencia CF se iba para arriba pero no encontraba rematador en ninguna de sus incursiones, como evidenció el argentino Vietto en un pase de la muerte que no encontró socio. Con todo, en los últimos minutos de la primera mitad el Valencia pudo adelantarse en el marcador si llega a entrar un balón de Santi Mina a pase de un extraordinario Gayá, que se fue a la madera.

La segunda mitad comenzó casi igual que la primera, con un Levante que se aprovechó del juego impreciso e irregular de los de Marcelino para irse con descaro al ataque. Fue entonces cuando el árbitro se volvió ciego de repente.

Gabriel Paulista y Gayá se molestan en el área, empujando el primero a su compañero, llegándole el esférico al granota Koke, que remataba de cabeza a gol. En un primer momento, el colegiado llegaba a señalar el gol, pero apenas dos segundos después rectificaba a instancias de uno de sus jueces de línea y señalaba una inexistente falta a a Gayá puesto que, como se vio claramente, al lateral valencianista lo empuja su propio compañero.

Y las cosas que tiene el fútbol. Para redondear la injusticia, del 1-2 que debía haber subido al marcador, en la siguiente jugada Soler remataba a puerta y, aunque Oier lograba rechazar el balón, y de nuevo el remate posterior de Santi Mina, finalmente éste le llegaba en franquicia a Vietto, que marcaba el segundo del Valencia CF. 2-1.

El partido se puso de nuevo a tope, como ocurriera tras el gol de Postigo en la primera mitad, y Geoffrey Kondogbia a punto estuvo de pescar en el río revuelto granota, que todavía estaba en shock por el atraco que les acababa de infringir el juez de la contienda.

Sin embargo, los de Muñiz no se arrugaron y siguieron buscando el empate, sin perderle la cara al partido. Otra cosa no, pero arrestos no se le pueden negar al Levante, que fue elegante y no cayó en la protesta o los malos modos, aunque el cabreo iba por dentro. Algo que el míster pondría sobre la mesa en el post partido, ya que los jugadores granotas no recibieron ni una sola cartulina por protestar, aunque motivos les sobraban.

Se crecieron los valencianistas, espoleados por el resultado y el colegiado a favor, y tuvieron bastantes llegadas con el portugués Guedes como protagonista. Al luso clase no le falta, pero no pudo hacerle daño al Levante, ni en un remate que el aspirante a sucesor de Cristiano Ronaldo mandó a la madera y otro en el que Oier se lució de nuevo.

Pero aún quedaba sitio para un nuevo robo. El colegiado vería penalti en una entrada de Róber Pier sobre Zaza -que había salido en el minuto 79-, anque el defensa claramente llegó antes que el italiano al balón. Lanzaría el capitán ‘che’ Parejo y establecería un 3-1 totalmente engañoso. Un resultado que para nada, diga Marcelino lo que diga, retrata lo sucedido sobre el césped de Mestalla.

Iborra también lo vio claro desde Inglaterra

Desde Inglaterra, el ex jugador del Levante Vicente Iborra, que sin duda había visto el partido, compartía este tweet: “Por cosas como las de hoy conseguir el objetivo de la permanencia cobraría todavía más mérito. Más unidos que nunca, granotas”, señalaba el de Moncada.

Kempes, también

El Matador, ex jugador del Valencia CF, también lo vio claro desde los USA: “Vergonzoso lo del árbitro en contra del Levante”.

FICHA TÉCNICA

Valencia CF (3).- Neto, Montoya, Vezo, Paulista, Gayá, Parejo, Kondogbia (Coquelin, min. 73), Carlos Soler (Maksimovic, min. 90), Guedes, Santi Mina y Vietto (Zaza, min. 79).

Levante UD (1).- Oier, Coke (Boateng, m,87), Postigo, Róber Pier, Luna, Doukouré (Bardhi, m.72), Lukic (Roger, m.72), Campaña, Morales, Ivi y Pazzini.

Goles: 1-0, min. 16: Santi Mina. 1-1, min. 17: Postigo. 2-1, min. 65: Vietto. 3-1, min. 89: Parejo, de penalti.

Árbitro: Medié Jiménez (Colegio catalán). Mostró tarjeta amarilla a los locales Vietto, Santi Mina y Gayá, y a los visitantes Rober Pier, Bardhi, Postigo y Luna.

Incidencias: partido de la jornada 23 de LaLiga Santander disputado en el estadio de Mestalla ante 38.199 espectadores.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Javier Furió
Cargue Más En Primer equipo

Un comentario

  1. Once jornadas sin conocer la victoria en Liga

    12 febrero, 2018 en 12:38 pm

    […]    El árbitro le roba la cartera a un Levante que… […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

El Atlético Levante busca seguir sumando en casa del UB Conquense

El Atlético Levante visita mañana domingo el estadio de La Fuensanta a mediodía para medir…