Inicio Gatos y palmeras Granotas Vicente Furió: “Mi único objetivo es que el Levante cumpla 200 años siendo una entidad de valencianos para los valencianos”

Vicente Furió: “Mi único objetivo es que el Levante cumpla 200 años siendo una entidad de valencianos para los valencianos”

27 minuto leer
0
0
960
Vicente Furió

MachoLevante entrevista al Presidente de la Fundación Cent Anys del Levante UD

El próximo lunes 21 de agosto, en la tribuna lateral del Ciutat de València, como viene haciendo desde que el coliseum levantinista era un campo de fútbol rodeado por la huerta limítrofe entre la capital del Turia y la ciudad de la chufa, Vicente Furió Garcerá se sentará cómodamente a presenciar el debut liguero de su equipo. Ese mismo conjunto que, cuando él tan solo tenía poco más de 10 años, le permitió experimentar el sentimiento de alegría irracional que supuso para un niño que cada domingo cruzaba el Pont de Fusta para llegar a Vallejo junto a su padre a ver los encuentros de su Levante UD, vivir el ascenso a Primera División un caluroso mes de junio de 1964.

Yo vivía en la Plaza de la Virgen, allí en una finca que hace un tiempo fue derrumbada desde la ventana del salón contiguo a la habitación donde nací presencié de forma privilegiada los faustos de la celebración del ascenso del Levante a Primera. Varias imágenes se me quedaron grabadas, pero el momento en el que Wanderley fue entrado a hombros en la Basílica es una fotografía que, en ocasiones, todavía recuerdo”.

Vicente Furió
Vicente Furió. Foto: Levante UD

A este ritmo levantinista late el corazón granota de quien, desde el pasado 26 de junio, preside la Fundación Cent Anys del Levante UD, Vicente Furió Garcerá, hombre de  fuerte personalidad en la distancia, pero de extrema afabilidad en  la cercanía, que transmite ese aire de bondad que solo poseen los hombres machadianamente buenos.

Vicente emana levantinismo irremediablemente. Jamás, ni en sus casi cuatro décadas como profesional del periodismo deportivo, renunció a su sentimiento levantino por mucho que, en ocasiones, su personalidad y sobre todo su profesionalidad, le indujera a redactar crónicas o esgrimir críticas objetivas sobre futbolistas, entrenadores y gestores de la entidad granota. “Yo he tenido momentos críticos con presidentes, con entrenadores pero jamás he faltado el respeto a nadie y siempre he intentado ser ecuánime en mi labor periodística. De hecho, durante los años que cubría informativamente la rutina del Valencia CF, todos sabían de mi levantinismo pero siempre fui tratado de forma excepcional por los gestores y por el entorno ejecutivo de la entidad valencianista. Al contrario, alguna vez entre amigos siempre salía la broma de que yo era un infiltrado del Levante”, nos comenta Vicente Furió con esa medio sonrisa que forma parte inexorable de su imagen más afable.

“Yo nunca he renunciado a mi levantinismo. Seria renegar de mis genes, me crie junto a Vallejo y pasé años siendo el único niño del colegio, el único adolescente y casi el único joven periodista que, como diría Vázquez Montalbán, profesaba la religión granota”.

No obstante, si hay algo que caracteriza al nuevo presidente de la Fundación Cent Anys del Levante UD es su honestidad, quizás por ello cuenta que “en mi etapa profesional dejé de tener abono a mi nombre, venia al campo pero el pase iba a nombre de alguno de mis familiares más cercanos. Sentía que solo así podría ejercer libremente mi trabajo”.

Sin embargo, desde 2009 Vicente Furió, quien desde la conversión del Levante UD en Sociedad Anónima es poseedor de varias acciones, pasó a sacar todos los años el pase a su nombre. “Creo que solo unos días después de que me echaran del diario Las Provincias en aquel brusco y repentino adiós que viví junto a 32 compañeros más del periódico donde había estado trabajando más de dos décadas, decidí que era el momento de poner mi nombre a mi pase”.

Vicente Furió, inició su trayectoria profesional en el periódico Levante-EMV, pasaría después por el Diario de Valencia para recalar durante 23 años en Las Provincias donde ocupó durante varios años el cargo de redactor jefe de deportes.

Poco después de aquella salida prematura de Las Provincias, Vicente recibió la llamada de Quico Catalán para formar parte del proyecto de creación de la Fundación. “Era un momento convulso, la entidad estaba en peligro de desaparición y pocos o nadie se acercaban hasta el Levante carente de una perspectiva de futuro en esa coyuntura. Me propusieron formar parte del Patronato y acepté encantado el ofrecimiento del presidente en un momento donde era necesario, no solo ejercer de levantinista, sino de demostrarlo dando un paso al frente a igual que él hizo, un acto que los granotas siempre tendremos que agradecerle”.

El hoy presidente de la Fundación Cent Anys participaría desde entonces en el Patronato e incluso formaría parte del grupo que se encargó de la remodelación de los estatutos de la Fundación. “Mientras participé en la creación de los estatutos pensé que, tras ocho años quizás era el momento de dejar el patronato pero coincidió con la delicada situación del descenso del equipo a Segunda División y entonces pensé que era imposible abandonar el barco en esa coyuntura. Quizás si el Levante hubiera seguido en Primera yo hubiera dejado el Patronato y hoy no sería presidente”.

Sin embargo, esa ley del pensamiento que indica que las casualidades no existen quiso que aquel descenso en mayo de 2016 fuera un gran paso para la regeneración de un levantinismo que se creía (nos creíamos) imbatibles e invulnerables. Desde el club se asumió el reto y el dolor de la bajada a los infiernos de la división de plata posibilitó la metamorfosis de la entidad, la plantilla, la afición y la Fundación. Se había convivido con la élite y la convivencia con el poder había envilecido nuestros valores.

Vicente Furió coincide en nuestro planteamiento y elogia el rol que el Consejo de Administración aceptó y el hito que la entidad, secretaria técnica y equipo consiguió con el retorno solo 10 meses después a Primera.

“Este Consejo ha hecho las cosas muy bien, ha bajado la deuda, ha cumplido con todas sus obligaciones financieras, ha consolidado una base como entidad, ahora está remodelando el estadio, ha descubierto una nueva masa social joven que no toda es heredera de aficionados levantinistas. Todos cometemos errores en algún momento, pero el crédito en positivo de Quico Catalán y todo su equipo es amplísimo”.

Sin embargo, como presidente de la Fundación y siendo ésta la poseedora de la mayoría accionarial del club, Vicente es consciente de la responsabilidad inherente al cargo que representa. “Tengo muy claro que Levante y Fundación tienen que caminar juntos, no me considero abogado defensor del Consejo de Administración ni tampoco líder de su oposición. La Fundación, como máximo accionista, tiene la obligación de evitar que se tomen medidas que vayan en perjuicio del Levante UD, pero para mí el equipo de Quico Catalán es hoy por hoy el mejor garante del bienestar actual del club”.

No obstante, Vicente Furió es un hombre inquieto y no concibe ejercer la responsabilidad sin el compromiso, por eso le gusta acudir semanalmente a la sede de la Fundación en las oficinas del club “quisiera escuchar a la afición, estamos abiertos a ideas y proyectos que sean de todos, los aficionados de sentimiento y los paracaidistas esos que se acercan al fútbol de élite en los momentos prósperos pero marchan en las situaciones críticas, asumimos que existen en el fútbol actual, pero tanto unos como otros, son el tributo que permitirá que este club cumpla 200 años”.

Con estas iniciativas, el objetivo del nuevo presidente es “conseguir la implicación de los socios y aficionados. Si cada levantinista aportara 50 euros a la Fundación al año, solo 50 euros que además se pueden desgravar, conseguiríamos tener recursos propios que nos ayudarían para potenciar los valores por los que se creó la Fundación y que son importantísimas en el fútbol actual como son la implantación social y participación en áreas educativas y formativas de la sociedad valenciana”.

Actividades como la creación del programa Di-Capacidad, el equipo de fútbol adaptado, el Levante Masclets, son ideas pioneras en el panorama nacional nacidas de la Fundación Cent Anys del Levante UD. “Se han hecho y se hacen muchas cosas desde aquí pero creo que quizás existe cierto desconocimiento de la importante labor de la Fundación, yo asumo totalmente la herencia recibida, se han hecho las cosas que se han podido hacer en este tiempo desde su creación, pero quizás ha llegado el momento de dar un paso más y comprometer a todos los levantinistas de sentimiento a que consideren suya esta institución. Sin la involucración de la sociedad levantinista ni la Fundación ni la entidad podrán sobrevivir”.

En este sentido, el presidente de la Fundación, ya en el discurso que ofreció tras su nombramiento incidió en su objetivo de “mantener la valencianía del club”. “Mi inquietud es que el club deje de ser valenciano, yo me opuse en su momento a la oferta llegada para su venta y me opondré siempre a que el Levante UD no sea de los valencianos. Mi lucha ha sido y, ahora desde la presidencia de la Fundación igualmente será, que el capital ha de ser propio y la cuota de valencianía en equipo y entidad ha de ser más que mayoritaria”.

No obstante, Vicente Furió es sabedor de las dificultades que este objetivo entraña “sé que el mercantilismo del fútbol actual deja poco espacio al romanticismo, pero mientras pueda ser viable luchar en la élite con estos parámetros hemos de intentar mantener esta base”.

Este es el principal reto de un presidente que desde su nombramiento sigue analizando la situación de la Fundación antes de diseñar la hoja de ruta. “Existe un objetivo único que nos une a presidente, ejecutiva, patronos, club y afición y es mantener vivo el Levante UD;  pero antes de establecer las prioridades quiero conocer muy bien la Fundación por dentro. Tengo la suerte de haber sido patrono desde su creación, pero aun así me he encontrado con dos aspectos que, aunque intuía ahora he podido corroborar y es, por un lado, algo negativo que ya he comentado y es la poca implicación de los socios y accionistas del Levante UD con la Fundación, sin embargo, por el contrario, me ha sido muy satisfactorio ver la gran colaboración que la Fundación recibe de las entidades públicas y de muchas privadas”.

Estoy seguro que si nos abrimos a la sociedad granota, ésta crecerá su compromiso que no es otro que contribuir al desarrollo e implantación de los valores que nos han singularizado: la humildad, la solidaridad, la competitividad, la sociabilidad…Para mí, crecer en educación social del levantinismo es por ejemplo comenzar también con pequeños pasos. Por ejemplo, si conseguimos que la gente que viene al Ciutat de València se mentalice que por ejemplo, no puede quedarse el estadio como un estercolero al final de cada partido (con cortezas de pipas, papeles, botellas…) o que el aficionado no increpe a un contrario en presencia de menores, etc, habremos avanzado en ética, civismo y ejemplo de afición”.

Así piensa y siente Vicente Furió Garcerá, el presidente de la Fundación Cent Anys del Levante UD, un levantinista que quiere abrir la institución y que por ello, entro otros planes nos anuncia que pronto la Fundación tendrá su propia web y presencia en redes sociales para ofrecer visibilidad a sus actividades y funciones.  Una función que pasa por el apoyo al equipo, en ese sentido, a las puertas del estreno liguero Furió nos insiste en la necesidad de transmitir un mensaje de confianza, ilusión y paciencia en un equipo y una entidad que vuelve a competir en la élite del fútbol nacional. “Estamos viviendo un s.XXI donde hemos estado más en Primera División que en Segunda pero va a ser muy difícil de nuevo lograr el objetivo de la permanencia”.

En este sentido, el presidente de la Fundación destaca que “iniciamos la Liga jugando con tres cocos (Villarreal, Real Madrid y Valencia) y el Deportivo en medio, que también merece todos los respetos como rival, habrá que tener paciencia porque el calendario seguro que nos ofrece rachas ante conjuntos más equiparable a nuestras cualidades. Además este equipo ha logrado mantener la base del pasado año, el entrenador me parece una persona de fuerte personalidad que sabe tomar las decisiones más oportunas a favor del equipo aunque a veces no sean entendidas por la grada o el vestuario, y además se está trabajando con discreción en las nuevas incorporaciones, la secretaría técnica sigue apostando por la juventud y ajustando las operaciones del mercado a las limitaciones presupuestarias que tenemos. Yo soy optimista pero insisto, habrá que tener paciencia”.

Confianza, paciencia e ilusión tres consejos del Presidente de la Fundación Cent Anys del Levante UD, un hombre que el próximo lunes volverá a vibrar desde su localidad “sé que en algún momento por protocolo tendré que entrar en el palco pero mientras pueda, quiero sentir como el aficionado que soy”. Desde ese asiento en tribuna lateral el presidente de la Fundación seguro que en algún instante mirará a su derecha esperando comentar una jugada con su inseparable compañero de localidad y entrañable amigo Salva Regües, recordará a Ramón Victoria tras algún gol, escuchará la voz de Paco Gandía celebrando la épica y se cruzará por su mente la imagen de Salvador Más en un momento determinado, personalidades con las que ha compartido el sentir levantinista y a las que Vicente quiso ya tener presente en su primer discurso como máximo responsable de la Fundación.

Lo que no sabe Vicente Furió es que ellos, como muchos levantinistas conocedores de su sentir, su quehacer y su personalidad, estarán y estaremos orgullosos del cargo representativo que ostenta desde el pasado 26 de junio, Presidente de la Fundación Cent Anys del Levante UD.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Yolanda Damià
Cargue Más En Granotas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Que nos quiten lo ‘bailao’

Hoy comienza el otoño. Dicen los psicólogos que con la llegada de la estación de la caída …