Inicio Fútbol Primer equipo La defensa del Levante se desfonda en Orriols ante el Atlético (0-5)

La defensa del Levante se desfonda en Orriols ante el Atlético (0-5)

25 minuto leer
0
0
138

Dos auténticos regalos de la defensa granota en la primera mitad y la falta de fondo físico en la segunda condena a un Levante que se podría haber llevado una goleada histórica si los atléticos hubieran estado un poco más finos

21.549 almas se congregaron en el Ciutat de València para presenciar un encuentro que se presentía complicado para los de Muñiz, pero en el que las cifras antecedentes invitaban a cierta dosis de optimismo. Y es que el Levante se había enfrentado en Liga al Atlético de Madrid en 11 ocasiones, con seis victorias para los de Orriols, dos empates y tres victorias para el Atlético, balance bastante esperanzador para los de Muñiz. La realidad, como luego se vería, fue muy otra.

Se plantaban los de Simeone en el Ciutat de València con la pareja de atacantes que todo el mundo le reclama, y que por alguna causa que nadie conoce se resiste a reeditar con más frecuencia: Griezmann y Gameiro. Los de Muñiz volvían a salir con Oier en la portería, y con Doukouré y Shaq Moore de titulares, para suplir las bajas que la enfermería repleta ha provocado en el bando granota.

Antes del inicio del encuentro se realizó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la violencia de género y también del ex presidente del Valencia CF, Jaume Ortí, recientemente fallecido como consecuencia de un cáncer de próstata.

El Atlético comenzó el encuentro volcándose desde el minuto 1 en ataque, poniendo cerco a la portería defendida por Oier y encerrando a los locales en su campo. Hasta que consiguió abrir ‘la lata’ en el minuto 5.

Primer regalo al rival

El Atlético, de amarillo Piolín, recogía en el minuto 5 un balón en el centro del campo y Gameiro emprendía una carrera velocísima que pillaba a la defensa adelantada de Muñiz en cuadro, y el centro del francés lo introducía en su propia portería Róber Pier, de forma incomprensible.

El jarro de agua fría dejaba al equipo sin capacidad de reacción, teniendo problemas para sacar el balón jugado del propio campo. En una de las ocasiones en las que lo logró, el colegiado pitó falta a favor de los granotas poniendo a la afición de Orriols a la expectativa, sabedora de que la distancia era buena para el ensayo de Bardhi.

Nunca lo sabremos, porque el disparo del macedonio se estrelló en la barrera y la ocasión se quedó en nada. Tendría varias el cañonero granota y en ninguna podría hacer lo que tan bien sabe hacer.

En el minuto 17, sin embargo, la pondría el jugador macedonio dentro del área en un saque de falta muy escorado a la derecha, y tras un rebote se le quedaba el balón en franquicia a Jason, pero su remate al bote salía pellizcado a las manos de Oblak.

Llegaría en la siguiente, ya en el minuto 19, el turno del ‘comandante’ Morales, que hacía una de sus típicas jugadas en la frontal, acomodándose el balón en un toque a la derecha, pero su remate se iba arriba.

En el minuto 21 Oier desbarataba con una buena intervención otra buena cabalgada atlética a la contra conducida por Griezmann, que lanzaba un pase maestro a Gameiro y éste se encontraba con el portero granota. El posterior rechace lo recogía Saúl y el disparo de éste salía fuera por poco.

El Levante seguía sufriendo para sacar el balón y se estrellaba en la media atlética, que enseguida dejaban el esférico en los pies de Griezmann y éste montaba contras letales que ponía a los granotas contra las cuerdas. Así se gestaba en el minuto 29 el segundo gol de los de Simeone, con una buena dosis de fortuna.

Segundo regalo al rival

En una de las contras eléctricas del Atlético, Oier salía ‘a por uvas’ en el vértice derecho del área grande, y aunque Róber Pier ‘tapa’ el disparo en primera instancia, Chema la deja muerta en el área pequeña para que Gameiro sólo tenga que empujar a puerta vacía el esférico a las mallas.

Lo que se había visto en apenas media hora en el Ciutat de València estaba dejando estupefactos a los aficionados granotas, que parecían estar presenciando más las ofertas del ‘Black Saturday’ que un partido de su equipo. Dos auténticos regalos estaban dándole una cómoda victoria al equipo visitante.

Y la razón de semejante desvarío se pudo encontrar en la jugada siguiente al gol, cuando Griezmann recogía el balón cerca del área atlética y, tras recorrerse medio campo él solo sin que nadie del Levante pudiera ya no entrarle sino siquiera seguirle el ritmo en su carrera, tuvo que casi caerse él mismo por puro cansancio para que aquello no fuera a mayores. Increíble la diferencia de estado de forma física entre unos y otros.

El turco Ünal lo intentó. Vaya que si lo intentó. Un testerazo suyo salió ligeramente desviado a centro de Toño. Una lástima porque la ocasión merecía mejor suerte.

Pero el Atlético no daba tregua. En el ’37 Correa lo intentaba disparando desde lejos, pero el esférico acababa en las manos de Oier.

Shaq Moore, que estrenaba titularidad, se complicaría la vida sin necesidad en la banda en el minuto 40 y regalaba un balón que acabaría en córner, afortunadamente sin más consecuencias. Pero la endeblez de la línea defensiva granota comenzaba a convertirse en clamorosa y el pitido del colegiado señalando el descanso, en objeto de deseo tanto de los jugadores granotas como de la afición.

Antes de eso, aún tuvo otra ocasión el Levante de maquillar un poco el resultado gracias a otra falta en la frontal para que Bardhi intentara dar una alegría a la parroquia. Pero no era su día. El balón saldría por encima, ligeramente por encima, del larguero de la portería defendida por Oblak.

Segundo acto

El Levante intentaba salir con orden tras la reanudación, pero fue un espejismo que apenas duró un par de minutos. Entre otras cosas, porque la construcción no encontraba el pivote sobre el que llevar el balón a la delantera. Pero fiel a su estilo, tendría que llegar el minuto 52 para que Muñiz empezara a introducir cambios en su once. Efectivamente, el primer escogido por el técnico granota para entrar en juego sería Ivi, en otros partido auténtico revulsivo, que sustituiría a un Jason que, salvo por un remate trastabillado en el ’17 se iba completamente inédito en ataque.

En el mismo minuto el Levante estrenaba el casillero de tarjetas amarillas. Se la llevaría Chema por una entrada, digamos poco amistosa, sobre el francés Gameiro, que emprendía otra carrerita hacia la puerta de Oier.

En el ’55, el turco Ünal lo intentaría desde lejos a pase de Bardhi, pero con un disparo flojo y centrado que iría derechito a las manos de Oblak. Una acción que mostraba la impotencia del equipo levantinista, incapaz de acercarse con criterio a las inmediaciones de la portería del esloveno. Dos minutos después el turco lo volvería a intentar pero cruzaba demasiado el esférico tras un pase magistral de Morales.

El Atlético se aprovecha de la debilidad granota

Debió ser en ese monento cuando los hombres de Simeone se dieron cuenta que contaban con una sexta marcha que los de Muñiz no tenían. Griezmann se marcaba una carrera más digna del Correcaminos que del propio francés y le hacía todo el trabajo a su inseparable Gameiro, que sólo la tenía que empujar a las mallas de la puerta defendida por Oier.

0-3 y media hora larga hasta el final. El partido se le haría eterno al Levante. Y eso que llegaba el ‘comandante’ Morales tirando de coraje y agallas hizo de nuevo su aparición en el ’61 con su jugada preferida en la frontal y, tras acomodarse como siempre el esférico al segundo toque a su derecha para enchufarla, el balón le hacía un extraño y el disparo le salía bien cruzado, pero flojo para Oblak.

El Levante no podía salir con el balón controlado, porque la presión atlética le arrebataba la posibilidad de conducir hacia arriba con garantías. Tanto era así que podimos ver al turco Ünal bajando a la frontal del área granota para intentar recoger el esférico y llevárselo él mismo al campo contrario. Ni por esas.

Gameiro, devolviendo el favor a Griezmann: el cuarto

En una jugada calcada a la del tercer gol atlético pero con los papeles cambiados, en el minuto 65 era Gameiro quien se pegaba el carrerón para dejarle el gol medio hecho a Griezmann, que agujereaba con saña las mallas granotas. 0-4.

Simeone sentaba a Correa y entraba en su lugar Carrasco. El argentino quería más goles, y sus jugadores le darían ese gusto. Apenas un minuto después llegaba el 5ºen una jugada idéntica a las de los goles anteriores. Gameiro se iba en velocidad de su par y, a pase magistral de Griezmann, cruzaba el esférico pero Oier rechazaba en una gran estirada… Rechace que Griezmann, que pasaba por allí, recogía para marcar a placer el 0-5.

Con las tareas hechas, Gameiro se ganaba el descanso -a base de carreras participó en los cinco goles de su equipo- y así lo entendió Simeone, que sentaba al galo para dar entrada a Fernando Torres. En las filas del Levante, se iba al banco Campaña y entraba en su lugar Nano Mesa.

El ‘Niño’ intentaría hacer nada más entrar el de la media docena, a pase de Koke, pero el colegiado señalaba fuera de juego. El lance lo aprovecharía Simeone para agotar los cambios, dando entrada a Augusto por Saúl Ñíguez.

La volvería a tener Fernando Torres en el ’75, a pase de Griezmann, en otro de los rápidos contraataques atléticos que, una vez más pillaban a contrapié al Levante. Suerte que el disparo cruzado del ‘Niño’ desde la derecha se iría a la izquierda de la portería de Oier.

Samu García agotaría el capítulo de cambios en el lado granota al sustituír al ‘comandante’ Morales. Tampoco había sido la tarde de uno de los jugadores más carismáticos y queridos por la afición levantinista.

Nano Mesa hizo lo que pudo mientras estuvo sobre el verde, con varias jugadas de mérito que no se convirtieron en gol a veces por falta de puntería, otras por auténtica mala suerte. En una de ellas sirvió el pase ‘de la muerte’ a Ünal pero el turco estaba bien tapado por los centrales amarillos y no podía alcanzar a rematar.

A continuación la jugada más temida: Griezmann cogía las de Villadiego dejando a todos los de azulgrana detrás, y la cedía a Fernando Torres, que la tiraba fuera a la izquierda de Oier. La jugada se repetiría un minuto después con el mismo dibujo, aunque el pase fue esta vez de Koke, blocando Oier el remate final del ‘Niño’, que se iría sin ‘mojar’ quizás en la noche más fácil para hacerlo. Menos mal.

Le daría tiempo a Nano Mesa de marcarse una bonita chilena en el área atlética, en el segundo palo, un balón que venía rebotado por alto desde la banda derecha. Pero no hubo suerte. El detalle, no obstante, fue aplaudido por la afición que veía cómo el equipo de sus amores, al menos, moría matando… o al menos intentándolo.

Eran los últimos minutos del encuentro y el Atlético bajó los brazos, sabedor de que todo el trabajo estaba hecho. Quizás también para que los locales se redimieran ante su público, pero eso es algo que queda en el césped. Lo cierto es que Nano Mesa tuvo otra bonita ocasión driblando a su par dentro del área y disparaba cruzado, ligeramente desviado a la derecha de la portería de Oblak.

Terminaba el encuentro con la sensación de que el Levante no había podido hacer más, y lo más doloroso es que el Atlético tampoco hizo tan gran encuentro como parece. De eso se encargó, en parte, el Levante con sendos regalos que le allanaron mucho el camino. Que no se repita.

Ficha técnica

Levante UD (0).- Oier; Toño García, Róber Pier, Chema, Shaq Moore; Doukouré, Campaña (Nano Mesa, m. 69); Jason (Ivi, m. 52), Bardhi, Morales (Samu García, m. 76); Ünal.

Atlético de Madrid (5).- Oblak; Filipe Luis, Godín, Savic (Augusto, m. 71), Thomas; Correa (Carrasco, m. 66), Koke, Gabi, Saúl; Griezmann y Gameiro (Fernando Torres, m. 69).

Goles: 0-1: Min. 4. Róber Pier en propia puerta. 0-2: Min. 28. Gameiro. 0-3: Min. 59. Gameiro. 0-4: Min. 65. Griezmann. 0-5: Min. 68. Griezmann.

Árbitro: Árbitro; Daniel Jesús Trujillo Suárez. Comité Tinerfeño. Amonestó con cartulina amarilla a Morales y a Chema.

Incidencias: 21.549 espectadores en el Ciutat de València. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de la violencia de género y por Jaume Ortí, ex presidente del Valencia CF, fallecido el jueves.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Javier Furió
Cargue Más En Primer equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Ribó recibe a la Fundación Levante UD Cent Anys

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha recibido este viernes en el Ayuntamiento a Vicente F…