Inicio La contracrónica de Yolanda Damià Que nos quiten lo ‘bailao’

Que nos quiten lo ‘bailao’

9 minuto leer
1
0
652

Hoy comienza el otoño. Dicen los psicólogos que con la llegada de la estación de la caída de la hoja el síndrome afectivo estacional cobra protagonismo y nuestro estado de ánimo es conquistado por  la apatía, la fatiga, el cansancio, el malhumor, el recogimiento…la tristeza.

Sin embargo, la familia levantinista damos la bienvenida al otoño embriagada por la ilusión y repleta de entusiasmo.

En la novela “El coronel no tiene quien le escriba”, el escritor colombiano Gabriel García Márquez escribió este breve diálogo:

-La ilusión no se come -dijo ella.
-No se come, pero alimenta -replicó el coronel.

Así, extra alimentada de ilusión afronta la depresión otoñal la hinchada granota. Solo se han disputado 5 jornadas de liga, 15 puntos, quedan 33 jornadas para finalizar el campeonato de liga, pero….”que nos quiten lo bailao”.

Hasta tres veces (o noventa, una a cada minuto) nos frotamos los ojos ayer los más de 17.000 valientes que, respondimos al reto de la Liga de imponer la disputa de un partido de fútbol un jueves laborable a las 22 horas, y nos reunimos en el Ciutat de València para vivir una noche excelsa.

Fueron tres goles, dos de ellos espectaculares que, no solo estarán entre los mejores de la jornada sino quizás, principalmente la extraordinaria volea de Chema, deberían incluirse entre los tantos más excelentes de la temporada 2017/18. Hasta el penalti estuvo envuelto del sello emocional que el “comandante” del vestuario granota ofrece con solo su presencia sobre el terreno de juego.

Es cierto que Morales solo ha podido jugar uno de los cinco encuentros ligueros disputados hasta el momento, pero su aparición sobre el campo ofrece un plus al equipo que lo revierte de épica. Ese “algo” del que solo disponen unos pocos y que suele definirse como liderazgo. El madrileño lo tiene y por ello, además del aporte de velocidad que ofrece en la ofensividad del equipo por las bandas, suma su esfuerzo, su incansable trabajo solidario y su facilidad para rematar y ofrecer la posibilidad de remates a sus compañeros.  Tal vez no es un futbolista con técnica exquisita pero son precisamente este tipo de jugadores “trabajadores” como Morales los que empujan a un equipo. Es imposible decaer si a tu lado tienes un compañero que resulta incansable. Todo eso lo logra SOLO la presencia de Morales.

Aunque en este Levante UD de J.R. López Muñiz no resultaría justo destacar a un jugador, el valor del entrenador es precisamente haber construido un conjunto que el año pasado arrasó en la división de plata pero que este año está disfrutando en la élite del fútbol nacional. Porque no olvidemos, el “salir y disfrutar” de Cruyff lo están cumpliendo a rajatabla los futbolistas. Desde una grada enfervorecida se percibe que son ellos los que más gozan sobre el terreno de juego saboreando cada jugada que diseñan, mientras los aficionados presenciamos con deleite su juego.

El entrenador asturiano y el buen trabajo de la dirección deportiva del tándem Tito Blanco y Carmelo Del Pozo (por cierto, me gusta que Tito presencie los partidos del equipo, solo así puede analizar bien las necesidades de la plantilla), han realizado una labor encomiable para diseñar una plantilla, que no debemos olvidar, fue criticada (así somos los granotas) al cierre del mercado porque faltaba ésta o aquella pieza cuando su trabajo es loable desde cualquier perspectiva. O acaso ¿no es plausible que jugadores como Bardhi lleguen al Levante?, ¿algunos de esos eruditos futboleros que alardean de un vasto conocimiento del fútbol internacional conocía las calidades del jugador internacional de ¡Macedonia! ?

Hoy las estadísticas dicen que tenemos 9 puntos, estamos quintos en la clasificación y que el Levante UD no tenía un arranque tan extraordinario dese la temporada 2011/12, aquella que acabó con el equipo en sexto lugar clasificado para disputar competición europea. Son solo números, lo importante como dice Muñiz son las sensaciones, esos estímulos que recibimos desde nuestro entorno y que nos hacen “sentir”.  Mucho nos está haciendo experimentar en forma de emoción este Levante UD, pero recordemos que solo la humildad nos mantendrá ahí. Seguro que viviremos etapas de depresión pero al menos afrontamos el otoño desde la atalaya de la felicidad. Restan muchas circunstancias y coyunturas por venir pero,  como dijo el filósofo Blaise Pascalel hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que lo sostiene”.

Hoy esta ilusión es la que está sosteniendo a un equipo y a toda su feligresía nutrida y saciada, como diría el coronel de García Márquez, porque desde esta atalaya de los 9 puntos obtenidos tras jugar contra R.Sociedad, R.Madrid, Valencia y Villarreal, la perspectiva es deliciosa, así que, aunque el año futbolístico es largo, nadie nos puede “quitar lo bailao”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Yolanda Damià
Cargue Más En La contracrónica de Yolanda Damià

Un comentario

  1. […] Hoy a las 21.00 h. el Levante UD cerrará la sexta jornada de liga con la visita al Real Betis Balompié y desde la atalaya que ofrece una perspectiva de 9 de 15 puntos conseguidos (‘Qué nos quiten lo bailao’). […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Un punto para la esperanza

A veces 90 minutos son muchos y te permiten vivir diferentes fases de esa pasión irraciona…